Barcelona Activa inyecta 28 millones para promover la economía de proximidad en seis distritos

El Ayuntamiento de Barcelona inyectará este año, a través de Barcelona Activa, unos 28 millones de euros en los seis distritos con menos renta y más paro de la ciudad, ha anunciado este martes la alcaldesa, Ada Colau, junto al teniente de alcalde Gerardo Pisarello y al concejal de Sant Martí, Josep Maria Montaner.

La inversión en 2017 se situó en estos 28 millones, cifra que representó un incremento del 78% respecto a 2015, cuando se inyectaron 16 millones en los distritos con la renta inferior a la media de la ciudad, «aumento que es más que sustantivo» que muestra no sólo una reorientación de las formas de trabajar del Ayuntamiento sino también un esfuerzo presupuestario, según Colau.

Los Planes de Desarrollo Económico (PDE) de estos distritos han sido una herramienta para la inversión, ya que diseñan hojas de ruta de cinco años para generar actividad económica arraigada al territorio, reducir desigualdades y garantizar una economía diversificada, por lo que -aunque no tengan «el nombre más sexy del mundo»- promueven una economía que transforma la vida de los barrios, ha dicho la alcaldesa.

Los distritos en los que se desarrollan los PDE son Ciutat Vella, Nou Barris, Sant Andreu, Sants-Montjuïc, Horta-Guinardó y Sant Martí, que concentran el 70% de parados de la ciudad y el 70% de población con menos estudios, ha explicado Colau, que ha resaltado que las políticas económicas no sólo deben atender vulnerabilidades, sino que deben «activar la riqueza de la ciudad empezando por el talento que hay en los barrios».

«Hay muchísimo talento en todos y cada uno de los barrios de Barcelona, lo que no hay es igualdad de oportunidades. Hay que llegar donde no se llegaba lo suficiente» y garantizar esta igualdad, ha sostenido la alcaldesa también junto a la directora general de Barcelona Activa, Sara Berbel, y el comisionado de Economía Social, Álvaro Porro.