Ratificado el acuerdo con la Sagrada Família para mejorar la gestión del entorno

El objetivo del acuerdo histórico firmado el 18 de octubre con la Junta Constructora de la Sagrada Família es proteger la vida vecinal, atenuar el uso intensivo del espacio público y la movilidad y mejorar la gestión de la masificación turística que genera la atracción del templo, el edificio más visitado de la ciudad, con 20 millones de visitantes cada año.

Un transporte público eficiente para el vecindario

La Sagrada Família aportará 22 millones de euros, 200.000 euros anuales, para financiar la red de transporte público. También destinará 7 millones a mejorar la accesibilidad del metro, con actuaciones que se concretarán en una comisión de trabajo. Entre las opciones que se plantean hay la de crear un acceso directo en el templo o en su exterior y la ampliación de los accesos existentes.

Un entorno para el vecindario

La basílica invertirá 4 millones a reurbanizar las calles de Sardenya, Provença, la Marina y Mallorca. Los tramos, los proyectos específicos y su desarrollo se definirán en un proceso participativo con el tejido social del barrio.

Además, se destinarán 3 millones de euros al mantenimiento y la limpieza de calles, seguridad y agentes cívicos.

Capacidad máxima limitada

Para controlar la afluencia de visitantes, no se podrá aumentar el límite actual de capacidad hasta el 2026, fecha prevista del fin de las obras, y el acceso a la tienda se tendrá que hacer desde el interior del templo.

Regularización de las obras

El acuerdo con la Sagrada Família incluye la regularización de las obras, después de 130 años de trabajos sin licencia.

Para formalizar los permisos es necesario un plan especial urbanístico integral (PEUI), que se tramitará próximamente, y la modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) que se ha aprobado inicialmente en la Comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad, y ahora está pendiente de la aprobación definitiva en la Subcomisión de Urbanismo de Barcelona.

El proyecto de Gaudí

El plan urbanístico aprobado incluye la construcción de la capilla de l’Assumpta del templo, que ocupará una parte de la acera del lado mar de la calle de Provença. La pacificación de la vía entre la Marina y Sardenya, donde se ha suprimido la circulación de vehículos y las plazas de aparcamiento y se han ganado más de cinco metros para los peatones, minimiza el impacto de la ampliación del templo.

Con el objetivo de estudiar las soluciones urbanísticas para terminar el proyecto de Antoni Gaudí en las zonas que no se recogen en el acuerdo firmado hoy, como la escalinata de acceso a la fachada de la Glòria por la calle de Mallorca, se constituirá una comisión de trabajo con el patronato, el vecindario y las entidades, una vez finalizados los trámites.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario